La teoría como acción, de Oscar Masotta

EPA Muestras

Info

inaugura el 9 de noviembre a las 19 hs · 
hasta el 24 de febrero 2019 · 
en el Parque de la Memoria Av. Costanera Norte Rafael Obligado 6745 CABA · 
lunes a viernes de 10 a 17 hs, sábados, domingos y feriados de 11 a 19 hs · 
entrada libre y gratuita · 

Resultado de años de investigación colectiva, esta exposición se centra en la trayectoria de Oscar Masotta (Buenos Aires, 1930- Barcelona, 1979), figura crucial en la modernización del campo cultural argentino entre los años cincuenta y setenta.

Este proyecto expositivo, organizado mediante diferentes núcleos temáticos, se propone recuperar su compleja trayectoria intelectual y artística, destacando su rol crucial como impulsor de la vanguardia argentina, a partir de su concepción del ejercicio teórico como un modo de acción política.

La muestra busca integrar las distintas constelaciones de lecturas y zonas de incidencia que articuló Masotta, en una exposición que reúne material documental de procedencia diversa, junto con obra artística del propio Masotta y de aquellos artistas sobre los que escribió: Roberto Jacoby, Eduardo Costa, Raúl Escari, Marta Minujín, Charlie Squirru, Dalila Puzzovio, Rubén Santantonín, Luis Wells y Alberto Greco. Asimismo, da cuenta de la vitalidad de su legado en el arte contemporáneo a partir de las producciones de Gonzalo Elvira, Dora García, Guillermina Mongan y el colectivo Un Faulduo.

Intelectual tan lúcido como voraz, sus múltiples y cambiantes intereses incluyen arte, literatura, historieta, política y psicoanálisis.  Entrecruzó paradigmas de pensamiento como el existencialismo, la fenomenología, el estructuralismo y la semiótica. Nociones como vanguardia, desmaterialización, discontinuidad y ambientación lo ayudaron a pensar las radicales transformaciones que acontecían en su tiempo. A contrapelo del clima antiintelectual que predominaba a fines de los sesenta, defendió la labor teórica como un modo específico de intervención política.

Exiliado en Barcelona desde 1975, Masotta se vinculó activamente a la escena contracultural, y propagó el estudio del psicoanálisis por el Estado español a través de cientos de grupos de estudio.

Nunca dejó de reclamarse marxista, pero lejos de cualquier ortodoxia intentó una aproximación al peronismo y a la cultura popular. Su labor como crítico literario y su rol como introductor de Jacques Lacan en el psicoanálisis de América Latina y España son conocidos, mientras sus intervenciones (no solo teóricas sino como impulsor y realizador) dentro de la vanguardia artística y el cómic empiezan a ser recuperadas recientemente. Teóricos, curadores y artistas contemporáneos hallan en él un semillero de ideas y experiencias que obligan a repensar los relatos sobre el arte de los sesenta y llevan a considerar sus incidencias actuales, sus anticipaciones y sus caminos truncos.