Visiones de Akelarre de Nicolás Abal

EPA Muestras

Info

inaugura el 8 de noviembre a las 19 hs · 
hasta el 22 de noviembre · 
en Espacio Cultural OEI, Paraguay 1514 CABA · 
lunes a viernes de 10 a 20 hs · 
entrada libre y gratuita · 

 

Las palabras a través del tiempo no poseen el mismo significado. La palabra artista en un contexto no muy lejano era sinónimo de creación, una visión casi romántica, en cambio ahora la palabra es destrucción. La verdadera  naturaleza del ser humano se muestra en los momentos más oscuros. “Visiones del Akelarre” nos traslada a una intimidad casi incomoda.
El transitar de Nicolas Abal en el arte es casi una analogía directa a su vida. Viajero incansable, se nos presenta como un ciudadano global, sin un sentido de pertenencia real a un determinado lugar. Su último viaje fue un recorrido por Europa fusionando así sus anteriores experiencias chamánicas en la selva amazónica con el acervo visual y cultural del viejo continente.
No adhiere a ninguna corriente estética específica. Creativo incansable, su obra puede apreciarse como un todo o tener la visión particular e identificar la simbología intrínseca de cada una de ellas. Abal realiza un recorrido inverso a las normativas artísticas impuestas. Recorrió las cuevas de Zugarramurdi en Pais Vasco, donde se realizaban rituales y hechizos. Es justamente en este lugar donde nació la palabra Akelarre, del euskera formada de aker= macho cabrío y aurrean=delante, es decir, “Frente al Macho Cabrío” (Abal es cabra de metal en el zodíaco chino) Visiones del Akelarre es justamente el ese encuentro fortuito entre brujos y demonios representados por diferentes elementos seleccionados a través de la sagacidad del artista, generando una cierta incomodad al espectador más avezado.
Es contradictoria la obra que aquí se nos presenta ya que el formato intimista hace que el visitante tome el rol de un voyeur inmiscuyéndose en un universo sacralizado. No pretende ser una obra perturbadora, si no que su poder reside en despejar la nebulosa en la que estamos inmersos. Como en Donnie Darko (Richard Kelly, 2001), “la destrucción es una forma de creación”.

Olga Suárez
Artista visual
Córdoba, 2018